Sábado, 22 Noviembre 2014 08:02

Aún estamos a tiempo

La próxima semana arranca en el Museo Comarcal de nuestra ciudad una interesante exposición organizada por la Plataforma Convento de Franciscanos de Hellín. La exposición está proyectada como un viaje en el tiempo a través del Convento con parada en los episodios más destacados de sus más de 4 siglos de historia a través de 18 paneles con reseñas históricas, fotografías y documentos inéditos extraídos del Archivo Municipal y del Archivo Histórico Nacional, además de otros elementos propios de la orden franciscana y alguna innovación audiovisual. Si pueden visítenla, no se arrepentirán. Aprovecho este espacio que amablemente me cede el editor de EL OBJETIVO para agradecer públicamente la labor de todas las personas implicadas en la Plataforma, cuyo tiempo y dedicación a un objetivo común, estoy convencido, más pronto que tarde, tendrá su recompensa.

La Plataforma surgió hace ya algo más de un año, y lo que empezó siendo una reunión alborotada de vecinos preocupados por las noticias que anunciaban el grave y continuo deterioro del Convento, hoy es un grupo de trabajo organizado con la finalidad de recuperar nuestra historia y nuestro patrimonio a través de la restauración de tan singular edificio. El camino que ha de seguirse para llegar a este estado lo tenemos claro desde el principio y así lo hemos expresado en multitud de ocasiones en todos los foros donde nuestra voz se ha alzado: primero, consolidar la titularidad municipal del inmueble; y, segundo, declarar el edificio Bien de Interés Cultural (BIC, para los amigos). Un plan tan simple, como complicado, tal y como demuestra el devenir de los acontecimientos. Y no piensen que es un plan caprichoso, para nada; la intención de la Plataforma no es ir contra nadie, sino encontrar vías por las que acceder al “poderoso caballero, don dinero”.

Hace unas semanas, antes de anunciar la exposición, la Plataforma lanzaba una nota de prensa en la que denunciaba, de nuevo, el abandono a su suerte del Convento. Desde el gobierno local se nos acusaba de “ni saber, ni entender”. Pues bien, mientras nosotros jugábamos “a ver quién la tiene más grande” y a las casitas -en el huerto-, el Ministerio de Fomento publicaba la Orden FOM/1932/2014, de 30 de septiembre, aprobando una nueva ronda de financiación para actuaciones encaminadas a la conservación del patrimonio histórico español, lo que viene ser el programa “1,50% cultural”. ¿Y qué bienes pueden beneficiarse de estas ayudas? Pues aquellos que estén reconocidos BIC, o tengan incoado un expediente BIC, o gocen de una catalogación similar en los planes de ordenamiento municipal, además de ser de titularidad municipal o tener reconocida registralmente una cesión de uso por más de 50 años. Imagino que ahora entienden el ‘quid’ de nuestras reivindicaciones; para nada interesadas o partidistas. Algo sabíamos y pocos lo entendían.

Gracias a estas ayudas, ayer, sin ir más lejos, la vecina localidad de Almansa, con su Alcalde a la cabeza, don Francisco Núñez, también popular y Presidente de la Diputación de Albacete -sí, aquella misma que denegó una ayuda de 150.000 € para nuestro Convento- anunciaba un ambicioso proyecto cuantificado en algo más de 2 millones de Euros que servirán para restaurar su castillo y convertirlo en eje del turismo cultural con destino a la localidad. Unos mandan lo que mandan y otros no tanto. A pesar de todo, una buena noticia es que aún estamos a tiempo.

De compras