Viernes, 20 Mayo 2016 07:38

Agua en la pequeña Atenas albaceteña

Proponemos hoy una ruta que comienza en el término municipal de Ontur pero se centra en el vecino de Fuente-Álamo, y que tiene como elemento vertebrador el agua. Si en algo destaca el norte de nuestra comarca es, además de por sus vinos, por los curiosos parajes naturales en los que el agua, presente o no, cobra protagonismo.

Nos desplazamos por tanto a Fuente-Álamo, cuyo nombre ya indica que ese elemento vital para la vida es importante en estas tierras. Tierras que algunos han querido comparar con Atenas, pues como veremos más abajo, es seguramente la población de la provincia que más cosas en común mantiene con la capital de Grecia.

mapafuentealamo

Nos desplacemos desde Hellín, Albatana, Tobarra u Ontur, tendremos que llegar a esta última población y continuar en dirección Fuente-Álamo por la Comarcal CM-412. A unos cuatro kilómetros una indicación a la izquierda nos advertirá que hemos llegado a nuestra primera parada en la ruta, la Presa del Bayco.

Se trata de una infraestructura que fue solicitada por el Ayuntamiento de Ontur ya en 1935, y que solo comenzó a acometerse tras las graves riadas de octubre de 1982 y julio de 1986, incluyéndola entonces en un Plan de Defensa contra avenidas en el que se incluía otras dos en la comarca, la Presa del Boquerón, en Hellín, y la de Charcos en Tobarra.

Concluida en 1997, esta presa frena las aguas de varias ramblas, la principal, si miramos hacia el norte, es la rambla de Ortigosa, que se desarrolla desde el término municipal de Fuente-Álamo, al igual que el arroyo del Bayco, que parece derivar de Vadico, el paraje del que toma nombre la presa donde, antes de existir cualquier puente, el arroyo se cruzaba por un vado.

bayco

La Presa une dos sierras, y para poder unir la gran distancia entre ellas, el muro, mucho más largo que alto, se construyó con materiales sueltos. Si el embalse alcanzara su capacidad máxima, 6,2 hectómetros cúbicos, se cubriría una superficie de 111,54 hectáreas.

Hecho este alto en el camino, volveremos al vehículo y seguiremos en dirección a Fuente-Álamo, un municipio que en cuanto a su relación con los acuíferos, se puede dividir en tres grandes franjas, de norte a sur, según el relieve. La más oriental, que limita con el municipio de Jumilla, es la de mayor altitud, cuyos cerros están ocupados por los parques eólicos de Los Almendros (Jumilla) y de Los Pedreros (Fuente-Álamo). Aquí, entre las vaguadas se excavaron fuentes artificiales. En la franja intermedia el agua ya se manifiesta en manantiales naturales, en los tramos iniciales de unas ramblas que se abren paso hacia una amplia cañada, es la tercera franja, surcada por los cauces que descienden de norte a sur donde está el embalse que acabamos de visitar.

A cuatro kilómetros, por la misma carretera de la que nos desviamos para visitar la presa, encontraremos una curiosa construcción que merece otra pequeña parada. Se trata de un “cuco”, un pequeño habitáculo para resguardarse o custodiar útiles y cosechas, construido sólo con piedra obtenida de la roturación del terreno, sin uso de argamasa ni revestimiento.

cuco

A estas edificaciones, construidas por los agricultores que trabajan estas tierras se les llaman cucos si tienen planta circular y cubierta esférica. Cuando la forma es rectangular son llamados chozos.

Tras este breve alto retomaremos nuestro camino en la misma dirección. Apenas a un kilómetro desde el cuco cruzaremos un pequeño arroyo y una franja de vegetación frondosa, detendremos nuestro vehículo en un camino que surge a la derecha tras pasar esta zona arbolada y nos acercaremos a ella.

Estamos en el paraje de Los Chortales, llamado así porque el agua aflora de forma natural formando pequeñas charcas.

La existencia de agua y la buena comunicación eran las condiciones propicias para la existencia de varias casas de campo, donde hubo población estable dedicada a la agricultura. Entorno al cauce prolifero una amplia olmeda. El paraje fue degradándose a partir del despoblamiento y la devastación natural de los olmos por la enfermedad de la grafiosis. En la actualidad los síntomas de regeneración vegetal permite volver a disfrutar de este espacio, pequeño pero con gran interés natural.

chortal

Seguiremos nuestra ruta buscando una nueva fuente, la conocida como El Escaramujo. Para ello nos desplazaremos por la misma carretera unos ocho kilómetros. Dejaremos de lado la población de Fuente-Álamo, a la que más tarde regresaremos, y seguiremos en dirección Montealegre del Castilo hasta llegar a una nueva zona con pinos y álamos que cruza la carretera, junto a un camino por el que se accede a un parque eólico.

La Fuente del Escaramujo es uno de los parajes en que los habitantes del municipio excavando galerías, conocidas en estas tierras como “minaos” lograron un caudal constante de agua que pudiera servirles para su autoconsumo, el del ganado, y, además, cultivar pequeñas huertas. Así ha sido posible durante siglos la subsistencia de las abundantes casas de campo a lo largo de todo el municipio. Pero desde mediados del siglo XX fueron abandonadas en busca de las comodidades que ofrecía el núcleo urbano o, en el peor de los casos, para ganarse el pan en lugares más lejanos.

Para construir esta fuente e aprovechó el desnivel para la boca de la galería. El frente de la excavación se protegió de las aguas torrenciales con un muro de mampostería. La longitud de la excavación dependía de las condiciones hidrogeológicas y del caudal que se quería drenar. Hoy no nace agua, pero más abajo, junto a la carretera, en épocas de abundantes lluvias se forma una charca que delatan varios chopos o álamos negros.

Con el inicio del siglo XXI a estos montes se les ha dado un nuevo aprovechamiento. La energía renovable que se ha fomentado en Fuente-Álamo ha sido la generada por el viento, como ya lo hacían los molinos harineros que hubo en la población. El parque eólico Los Pedreros, junto a esta fuente, tiene una potencia instalada de 50.000 kilovatios.

Regresaremos a Fuente-Álamo, y esta vez entraremos en la localidad, buscando la Plaza de España, espacio en el que se encuentra el Ayuntamiento y la Iglesia Parroquial, y que al parecer se formó entorno a la fuente y el álamo que dieron nombre a esta localidad.

plazafuente

 

El origen de la localidad fue la repoblación del antiguo mayorazgo durante el siglo XVIII. Los primeros colonos se asentaron entorno a la plaza donde estaba la fuente que daría nombre al pueblo y de ella sólo se conserva la galería subterránea o minao, excavada en dirección al Cerrón. En la plaza también está el edificio del Ayuntamiento reconstruido recientemente sobre el que debió existir desde la segregación de Fuente-álamo del municipio de Chinchilla en 1833.

Destaca aquí la Iglesia de San Dionisio Aeropagita, que fue proyectada en 1798 por Lorenzo Alonso Franco, el mismo arquitecto que diseñó la mayoría de las iglesias de aquel arciprestazgo de Chinchilla, caracterizadas por la sobriedad neoclásica de las fachadas, que contrasta con el elaborado ornato del espacio interior, y que tiene la singularidad de su cabecera de planta circular, que es más ancha que la nave, y cubierta por una cúpula. Las pinturas sobre la Asunción fueron realizadas por Manuel Muñoz Barberán en 1949. En las hornacinas predomina la imaginería de Semana Santa, recuperada durante la segunda mitad del siglo XX.

iglesiafuente

San Dionisio Areopagita no es un patrón muy común en las localidades españolas, y lo es de Fuente-Álamo, que lo celebra cada mes de octubre. Este santo, que vivió en el siglo I, fue un discípulo de san Pablo, que llegó a ser obispo de Atenas. Debe su apodo a que vivía en el Areópago, un barrio de Atenas, y sede del consejo del mismo nombre. Es considerado el santo patrón de la ciudad de Atenas, y eso es precisamente lo que esta localidad albaceteña tiene en común con la capital de Grecia.

Al salir de la Parroquia terminaremos nuestra ruta acercándonos al denominado Parque del Cerrico Bellote, al oeste de la población, donde se puede aprovechar el fácil acceso hasta la cumbre de cualquiera de los dos cerros, entre los que se encuentra, para contemplar las vistas que alcanzan la mayor parte del municipio.

ficha fuentealamo

De compras