Miércoles, 08 Febrero 2017 12:26

Izquierda Unida solicita que el Ayuntamiento recupere la gestión de la limpieza de los edificios públicos

El grupo municipal de Izquierda Unida en el Ayuntamiento de Hellín ha registrado una petición dirigida al alcalde en la que solicita que se realice un informe por parte de los diferentes departamentos implicados para valorar la posibilidad de que el Ayuntamiento recupere la gestión del contrato del Servicio de Limpieza de Edificios públicos, cuya concesión, ahora en manos de una empresa, finaliza a finales de este mes de febrero.

Así lo explicaba el concejal de IU, Francisco Javier Morcillo, recordando que se trata de uno de los servicios externalizados más importantes del Ayuntamiento, con una partida presupuestaria de 375.000 euros este año, y que ya en la anterior legislatura su grupo político solicitó que su gestión fuera pública, sobre todo después de la reducción de jornada que sufrieron las trabajadoras al cambiar el pliego de condiciones.

Morcillo aseguró que ahora que vence ese contrato es el momento de recuperarlo para lo público, toda vez que se trata de un compromiso fijado en el programa electoral de esta formación así como en el acuerdo de gobierno entre IU y PSOE. En su opinión, se trata de un servicio fácil de recuperar, puesto que no implica una gran inversión de maquinaria o materiales, como implicaría otro servicio como la recogida de residuos sólidos.

Explicó que se habían puesto en contacto con otros Ayuntamientos que habían recuperado este servicio, y que esta propuesta es factible, puesto que hay posibilidades legales para que las 30 trabajadoras que actualmente forman parte de la plantilla pasen a trabajar para el consistorio con las mismas condiciones laborales, pero recuperando las horas que han perdido durante estos últimos años.

Con el servicio en manos públicas, argumentó, no solo las trabajadoras recuperarían una dignidad laboral perdida, sino que sin duda mejoraría el servicio, puesto que este merma de horas de trabajo está repercutiendo en la calidad de la limpieza, muy criticada por usuarios y trabajadores de los centros.

Por todo ello, y visto que el contrato vigente vence a finales de este mes, Izquierda Unida solicita no solo la realización de esos informes que atestigüen la viabilidad de este proyecto, sino que estos informes se debatan en las comisiones correspondientes, junto a las propuestas, iniciativas, y métodos seguidos por otros ayuntamientos que han recuperado este servicio.

En cualquier caso, y pase a manos públicas o se vuelva a licitar un nuevo contrato para seguir externalizándolo, la actual empresa adjudicataria está obligada a prorrogar su servicio hasta que se resuelva la nueva coyuntura, por lo que la limpieza en estos edificios está garantizada.

De compras