Jueves, 10 Agosto 2017 16:00

El equipo de Gobierno califica de “torticeras y mal intencionadas” las declaraciones del PP sobre la cesión de agua al Taibilla

El equipo de gobierno del Ayuntamiento de Hellín ha querido salir al paso de forma tajante a unas manifestaciones que realizaba en el día de ayer la presidenta del Grupo del Partido Popular en las Cortes de Castilla-La Mancha, Ana Guarinós, en las que criticaba la decisión del Ayuntamiento de Hellín de ceder a la Mancomunidad de Canales del Taibilla 2 hectómetros cúbicos de agua potable para el abastecimiento de numerosos municipios de Murcia y Alicante. Una cantidad que reportará a las arcas municipales de Hellín 360.000 euros por una agua que, aseguraban ya hace unos días desde el equipo de gobierno, es excedente de la concesión anual de 5,2 hectómetros cúbicos.

El alcalde de Hellín, Ramón García, y el concejal de Medio ambiente, Julián Martínez, no ocultaron su indignación por estas manifestaciones que calificaron de “torticeras y mal intencionadas”, calificando a la diputada popular como “una persona mentirosa que tiene poco pudor y vergüenza, y un desconocimiento rotundo del problema de las aguas en Hellín”.

Julián Martínez quiso aclarar que el pasado 17 de abril el Ayuntamiento había recibido una petición de la Mancomunidad de Canales del Taibilla en la que se exponía la grave situación de sequía que estaban sufriendo algunas poblaciones, y en la que preguntaban si Hellín podría llevar a cabo una cesión de los excedentes de agua de sus concesiones para así poder mejorar el abastecimiento de agua para consumo humano de la citada Mancomunidad.

El concejal aseguraba, adjuntando a los medios toda la documentación escrita que así lo corroboraba, que lo primero que hicieron fue dar a conocer esta petición a todos los grupos políticos con representación en el Ayuntamiento y a la empresa concesionaria de la gestión del agua potable en Hellín, para tener información detallada de las concesiones y saber si existía un excedente por una concesión realizada años atrás, que no se había utilizado, con un remanente de 2.049.000 metros cúbicos. Más adelante lo que se hizo fue pedir permiso a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que certificaba la cesión era factible en aras de la existencia del Decreto de Sequía que contempla estas cesiones y las señala como prioritarias. Por todo ello se emite una resolución aceptando esta venta de agua, que va acompañada con los necesarios informes jurídicos favorables, como también los informes favorables de los servicios de Secretaria e Intervención del propio Ayuntamiento.

Julián Martínez quiso aclarar que esta agua, desde su concesión, nunca se había utilizado en Hellín, y que la misma estaba originando gastos y ningún provecho, siguiendo el curso del río Mundo hacia Murcia. Además, señaló, que de no utilizarla, la CHS tendría la potestad de anular esta concesión, por lo que con esta venta se daba garantía de continuidad a la misma.

Recordaba que el acuerdo con la Mancomunidad tenía como fecha de caducidad el 1 de octubre, y que la cantidad económica ingresada serviría para realizar inversiones en nuestra ciudad, además de realizar un gesto solidario con otras poblaciones vecinas.

Por su parte el alcalde, Ramón García, tras calificar las declaraciones de Ana Guarinos, como “torticeras, mal intencionadas y llenas de mentiras,” aseguraba que en el equipo de gobierno municipal no habían hecho nada “a escondidas y de tapadillo”, y quiso desmentir que esta agua cedida a la Mancomunidad de los Canales del Taibilla fuera directamente a los regantes de Murcia y Alicante, sino que era exclusivamente para abastecimiento humano.

“No vamos a permitir que ningún político del Partido Popular a nivel regional nos marque cómo tenemos que realizar en Hellín la política con el agua”, señaló con visible enfado Ramón García, “y menos de una política que no conoce Hellín ni sus problemas, y que cuando fueron gobierno no hicieron nada para solucionar los problemas de Hellín principalmente en esta materia”, quiso zanjar, añadiendo que toda la documentación relativa a este expediente se iba a publicar en la web municipal para que todos los ciudadanos puedan consultarlo si así lo desean.

El primer edil acusó al Partido Popular de Hellín como los verdaderos instigadores de esta polémica. En su opinión, los populares hellineros no han tenido “las agallas necesarias” para oponerse de forma pública a este acuerdo y en lugar de oponerse en el pasado Pleno municipal o realizar una rueda de prensa manifestando su oposición “le mandan la información a Toledo, no sé si sesgada, pero con una gran cantidad de errores y mentiras”.

Una posición, la del PP hellinero, que en opinión del alcalde “roza la hipocresía”, al no entender cómo si están en contra de esta venta de agua realizan en el último Pleno una petición para que el dinero obtenido se reparta en el recibo del agua de todos los consumidores, concluyendo que a veces se plantea “tener o no esas reuniones previas con ellos porque no sirven para nada, cuando te das cuenta te meten la puñalada”, manifestó.

De compras