Lunes, 30 Octubre 2017 18:14

El Pleno aprueba la rebaja del IBI para los próximos dos años en una larga y tensa sesión

Larga y tensa sesión plenaria del Ayuntamiento de Hellín, la correspondiente al mes de octubre, en la que se debatieron numerosos asuntos, y en la que solo el punto relativo a la modificación de ordenanzas fiscales se dilató cerca de una hora, tras un tenso debate entre gobierno y oposición, sobre todo el grupo municipal de ciudadanos a cuenta de la rebaja del IBI.

Tras aprobar las actas de sesiones anteriores, los grupos aprobaron de forma unánime tres de las cuatro modificaciones de ordenanzas llevadas al orden del día: una rebaja del 40% en el Impuesto sobre el Incremento de Valor de Terrenos de Naturaleza Urbana conocido como Plusvalía en cada uno de los tramos, pasando del 1,87% al 1,12% y una modificación tanto en la Tasa de Licencia de Apertura como en la Bonificación del 95% del ICIO para incluir una parte de la calle del Rabal no estaba incluida dentro de la delimitación de conjunto histórico y que por tanto había quedado fuera de bonificaciones aprobadas con anterioridad.

El primer debate de la sesión llegó con la propuesta de bajada del 5% en el Impuesto de Bienes Inmuebles durante los años 2018 y 2019, una rebaja con la que se pasará de pagar un 0,994% del valor catastral a un 0,945% en los inmuebles de naturaleza urbana, o un 0,466% respecto al 0,490% que se paga ahora en los bienes de naturaleza rústica.

Ramón García recordó que esta rebaja no implicaría que en algunos casos el IBI no siguiera subiendo, puesto que se sigue aplicando la ponencia de valores de la revisión catastral de 2013, pero servirá, al menos, para que esa subida se pueda paliar de algún modo.

Desde el grupo municipal de Ciudadanos, María Jesús López protestó el hecho de que “no se les había pasado la información” sobre esta rebaja y sobre la propuesta de alcaldía que, como urgencia en la sesión, más tarde solicitaría una nueva revisión catastral a la baja cuando sea posible, esto es, en 2019, puesto que solo se puede solicitar cada cinco años y la última se realizó en 2013, de la que se habían enterado esta mañana, por lo que había solicitado en la Junta de Portavoces que se retrasara el comienzo de la sesión para estudiar la propuesta que, en su opinión, “solo beneficiará a las grandes fortunas”.

López aseguró que no estaban de acuerdo con esta propuesta puesto que no se trataba de “una bajada de impuestos sino de simplemente una reducción de la subida”. En su opinión, y tras quejarse duramente de la falta de datos reales sobre ingresos del IBI “que no solo no nos facilitan a nuestro grupo desde Gestalba, sino que ni siquiera se facilitan al Ayuntamiento”, puesto que la recaudación en 2016 fue un 12% mayor que lo presupuestado, y que este año se va por el mismo camino, señaló que “con un margen de más de 800 mil euros teníamos la oportunidad de hacer algo distinto, la propuesta que llevamos iba en la línea de ayudar a alguna de estas personas, la reducción real del IBI a algunas de las familias más desfavorecidas.

Por su parte, Francisco Javier Morcillo, desde el grupo de Izquierda Unida-Ganemos Hellín, recordó que “por desgracia o por suerte” el IBI se recauda en base a una ponencia de valores realizada en 2013, por lo que se hace del todo necesaria una revisión de la misma. Sobre la propuesta de C´s de rebajar el impuesto a las familias más desfavorecidas de pedanías, la consideró injusta y discriminatoria, puesto que ayuda a determinadas familias y no a todas las que necesitan en el municipio, recordando que los inmuebles sitos en pedanías ya llevan aparejada una rebaja del IBI.

Desde el Partido Popular, Juan Antonio Moreno, no ocultó su satisfacción por aprobar las modificaciones relativas a la calle Rabal propuestas por su grupo. Sobre la rebaja del IBI, adelantando que se iban a abstener, recordó que el valor impositivo de este impuesto había subido un 18,62% desde 2002. Explicó que pese a que estaban de acuerdo con la rebaja del impuesto les parecía que “se quedaba corta”, tal y como ya adelantaron en la Comisión de Economía, donde realizaron una propuesta para bajar este impuesto un 15%, propuesta que fue rechazada por PSOE e IU. “Lo que usted propone no va a rebajar el recibo a los ciudadanos”, argumentó el concejal popular, lamentando que el gobierno municipal no haya querido negociar nada con el PP en este asunto: “negociar con usted –aludió a Ramón García- es aceptar lo que usted dice”, apuntó.

El alcalde se mostró visiblemente molesto con la concejal de Ciudadanos, al enterarse del motivo del retraso en el comienzo de la sesión, asegurando que la información sobre la propuesta la tenía el grupo de C´s desde el pasado viernes. “Si llego a saber el motivo de la petición de retrasar el inicio de la sesión no lo hubiera permitido”, aseguró.

Ramón García, sobre el supuesto incremento en la recaudación del IBI en estos dos últimos años explicó que se debía a la recaudación de nuevas altas que se estaban cobrando con carácter retroactivo de los últimos cinco años. Replicó al PP que “se les olvida que la subida del impuesto se hizo en 2013, con el gobierno de Mínguez, y con un gobierno del PP en España que incluso volvió a incrementar el impuesto en 2014 y 2015.

Finalmente la propuesta de rebaja del IBI se aprobó con el voto en contra de Ciudadanos, la abstención del PP y el voto a favor de IU y PSOE.

Las disensiones entre los miembros del Pleno continuaron en los siguientes puntos, puesto que PP, C´s e IU decidieron no votar a favor de un levantamiento de reparo interpuesto por Intervención que afectaba a diferentes expedientes. “Por coherencia” tras no aprobar el levantamiento, los grupos de la oposición e IU tampoco aprobaron el expediente número 3 de Modificación de Créditos por Suplemento de Crédito, mientras que sí aprobaban por unanimidad el Expediente número 7 de Modificación de Créditos por créditos extraordinarios, para asombro del alcalde, que aseguró no entender cómo “por coherencia” habían aprobado un expediente y otro no cuando ambos contenían facturas afectadas por el levantamiento de reparo.

Tampoco hubo acuerdo en el siguiente punto del orden del día, la aprobación del acuerdo en materia de horas extras del personal laboral y funcionario del Ayuntamiento de Hellín. El alcalde explicó que dentro de la negociación del convenio colectivo y el acuerdo marco del Ayuntamiento se ha llegado a este acuerdo para pagar las horas extraordinarias a los trabajadores puesto que hasta el momento, la compensación de esas horas con otras de descanso eran un menoscabo en el servicio ofrecido a los ciudadanos, sobre todo en algunos servicios concretos.

La propuesta se aprobó con los votos a favor del PSOE y la abstención de C´S y PP –que explicó que la propuesta no tenía informes favorables de Secretaría ni Intervención- y el voto en contra de IU.

Sí se aprobó la resolución del contrato de bar-cafetería en la Rosaleda del Parque, así como parte de la modificación de la Ordenanza de actividades mercantiles fuera de establecimiento permanente.

En origen la propuesta recogía que pasen de tres a dos los días de mercadillo de los miércoles en los que éste se traslada a la zona del Palomar por el montaje de la Feria. Explicaba Francisco Javier Morcillo que en estos dos últimos años han observado que si bien es necesario el traslado la semana anterior a la Feria, por los trabajos de instalación de atracciones, y, por su puesto el miércoles de Feria, el posterior es innecesario puesto que el martes por la tarde toda esa instalación temporal está desmontada.

Sobre esto discrepó Ramón García, quien aseguró haber hablado con los responsables de la Brigadilla que habían asegurado que pese a que estos años se había recogido el Recinto Ferial antes del miércoles, no podían asegurar que esto fuera así siempre, pues dependía de factores como el tiempo o el personal disponible. Ante estas dudas planteadas se decidió dejar sobre la mesa esta cuestión.

Sí se aprobó la modificación en el sistema de adjudicación de puestos cuando quedan libres. Hasta ahora, explicó, las peticiones eran recogidas a lo largo de todo el año, creando una bolsa de peticiones activa desde hace muchos años. La modificación recogerá que sólo se puedan realizar solicitudes durante los meses de diciembre y enero, creando una bolsa que tendrá que ser renovada y que tendrá una validez de dos años.

También quedó sobre la mesa el cambio de nombre del tramo de la calle Naranjos a la altura del parking de la calle Sol. La propuesta de alcaldía era que este tramo pasara a denominarse calle Victoriano Navarro Asín, y Ramón García la justificó por cercanía a la Parroquia de La Asunción y porque el cambio no molestaría a nadie al no haber portales ni comercios.

No obstante tanto C´s como sobre todo el PP solicitaron un aplazamiento de la decisión puesto que querían que fuera la plaza sobre el aparcamiento la que llevara el nombre del desaparecido párroco, y pese que el alcalde explicó que la plaza era propiedad de la Fundación Matilde Izquierdo y que ésta había decidido que precisamente fuera el nombre de ese colectivo el que llevara el nuevo jardín, la insistencia de Manuel Mínguez, asegurando que la Fundación podría  cambiar de opinión llevó al alcalde a posponer la decisión hasta el próximo Pleno.

Los asuntos del orden del día finalizaron con la dación en cuenta de los informes de Intervención sobre cumplimiento del Plan de Ajuste, Morosidad, Estado de ejecución y periodo medio de pago, señalando el alcalde la buena noticia de que por fin el Ayuntamiento de Hellín cumplía con este promedio y se estaba pagando a los proveedores en una media de 27 días.

Urgencias

Se admitieron dos urgencias en la última parte del Pleno. La primera, una moción presentada por los cuatro grupos políticos con representación, sobre la violencia de género, fue aprobada por unanimidad. La segunda, una propuesta de alcaldía para solicitar una nueva revisión catastral a la baja cuando sea posible, esto es, en 2019, puesto que solo se puede solicitar cada cinco años y la última se realizó en 2013. Una revisión que ponga los valores en precio de mercado actual y sirva para que los recibos de este impuesto bajen sensiblemente en la mayoría de los casos. También se aprobó de forma unánime y desde los grupos de la oposición se solicitó que se tramitara lo antes posible.

- y el voto en contra de IU.

tar la abstenci menoscabo en el servicio ofrecido a los ciudadanos, sobre todo en algunos servicio

De compras