Miércoles, 22 Noviembre 2017 13:11

El PSOE de Hellín presenta una moción para que actúe a nivel estatal en la prevención y atención al sinhogarismo

El grupo municipal del PSOE en el Ayuntamiento de Hellín ha registrado una moción en la que se solicita la elaboración e incorporación al futuro Plan de Vivienda estatal de un programa de prevención y atención al sinhogarismo.

Así lo anunciaban el portavoz del grupo Juan Antonio Andújar y el concejal de Servicios Sociales, Emilio José Pinar, asegurando que está “en el ADN socialista asegurar los derechos a todos los ciudadanos”, por lo que apuestan por fortalecer las políticas de atención a las personas sin hogar.

En la moción se insta al Gobierno de España en colaboración con las Comunidades Autónomas  y la Federación Española de Municipios y Provincias, a elaborar e incorporar al futuro plan Estatal de Vivienda, un Programa de prevención y atención del sinhogarismo, en cumplimiento de los dispuesto en la Estrategia Nacional Integral para las Personas Sin Hogar, que contemple, entre otras cosas, las siguientes medidas:

- Ayuda al alquiler para personas sin hogar.

- Apoyo al desarrollo de Programas Housing, dirigidos a la erradicación del sinhogarismo más extremo de calle.

- Financiación de obras de rehabilitación de las infraestructuras de alojamiento colectivo de la red de atención a personas sin hogar.

Así mismo instamos al Gobierno de la Nación a trabajar en el reconocimiento de los Derechos Fundamentales para aquellas personas que se encuentran sin hogar  o en procesos de transeuntismo, tales como:

- Derecho a la salud

- Derecho a un sistema de protección social (empadronamiento, rentas mínimas, etc)

En su exposición de motivos, la moción recuerda que el Instituto Nacional de Estadística señala que en España 23.000 personas se encuentran en una situación de sinhogarismo y hacen uso de los recursos especializados. Pero además, según las organizaciones del sector, al menos hay 8.000 personas más que estarían fuera de la red de atención y que viven y permanecen de forma estable en las calles.

Explican que las características e historias de vida de estas personas son diversas, pero todas comparten una misma situación: no disponen de una vivienda, de un hogar. Sin embargo, y de forma paradójica, las políticas de vivienda, argumentan, “no han prestado atención al fenómeno del sinhogarismo, de manera que aquellas personas cuya situación de exclusión viene definida por la ausencia de vivienda, son un colectivo prioritario para las políticas precisamente dirigidas a favorecer el acceso al derecho a una vivienda, y ello pese a que contamos con una herramienta que el Gobierno de España aprobó en 2015 para dar respuesta a la situación de este colectivo otorgando a la vivienda un papel relevante para poner fin al sinhogarismo”. Una  estrategia que destaca “la implicación de las administraciones con competencia en materia de vivienda para facilitar el acceso de las personas sin hogar a la vivienda pública o privada”, pero poco se ha hecho por parte de las administraciones para poner fin a este fenómeno del sinhogarismo.

Exponen que tradicionalmente el sinhogarismo se ha abordado como un problema de servicios sociales, poniendo el foco de la intervención en características individuales de las personas, pero es importante poner de manifiesto el impacto que tiene o puede tener la vulneración del derecho a la vivienda adecuada, que puede afectar el disfrute de una amplia gama de otros derechos humanos, como el acceso a la salud, y viceversa. Es por ello que hemos de dar respuestas efectivas a las Personas sin Hogar, atajar el problema con medidas reales y por eso a través de esta moción queremos instar al Gobierno de España, a la adopción de medidas concretas destinadas a abordar fenómeno del sinhogarismo y transeuntismo.

Recuerdan que desde el Ayuntamiento de Hellín, en el año 2001 se puso en marcha el Programa de Atención a transeúntes. Dicho programa nació de manera conjunta entre las distintas entidades que venían prestando atención a este colectivo en el municipio de Hellín; Cáritas Interparroquial y el Ayuntamiento, a través de su departamento de Servicios Sociales y de la Policía Local.  Lo que se pretende con el mismo es facilitar el proceso de integración social de las personas transeúntes y sin hogar que llegan a nuestra localidad, mediante un servicio de primera acogida, que permitiera atender las necesidades de éstas personas, pues la atención tradicional que se venía dispensando hasta entonces, en poco o nada contribuía a su normalización e integración y a sacarlas de la rueda del transeuntismo en la que mucha de ellas se hallaban inmersas.

Del mismo modo, en nuestro municipio, desde el año 1998, existe un Protocolo de actuación en materia de atención a transeúntes, que ha servido para racionalizar las intervenciones que se llevaban a cabo con estas personas, desde las distintas entidades, concluyen.

De compras