Miércoles, 11 Abril 2018 17:08

IU solicita que Hellín sea una ciudad “libre de circos con animales”

El grupo municipal de Izquierda Unida-Ganemos Hellín en el Ayuntamiento de Hellín ha presentado una moción para su debate y aprobación en un próximo Pleno en la que solicita el compromiso del Ayuntamiento de Hellín con los principios éticos, sociales, medioambientales y con el bienestar animal y los derechos animales aprobados por la ONU y la UNESCO, declarando Hellín Ciudad Libre de Circos con Animales.

Una moción que también pide no autorizar en el término municipal de Hellín la instalación de circos que utilicen animales en sus números u otro tipo de actividades que puedan implicar maltrato animal, que se encuentren de manera permanente o temporal en nuestro municipio con independencia del lugar de residencia de las personas propietarias o poseedoras de estos, ni tampoco las atracciones de feria en las que se empleen animales como objeto de negocio y que pueden suponer maltrato hacia los mismos, como es el caso de los carruseles de burros o ponis. 

Del mismo modo solicita la no autorización de la muestra de animales salvajes en cautividad, tanto en el caso de espacios temporales e itinerantes como en instalaciones de carácter fijo, así como instar a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a que, en base a sus competencias, extienda estas consideraciones y sustituya la Ley 7/1990 de protección de los animales por una ley de bienestar más completa que, entre otros asuntos, prohíba la instalación de circos con animales en todo el territorio autonómico.

En su exposición de motivos, la moción recuerda la Declaración Universal de los Derechos de los Animales, aprobada por la ONU y UNESCO, que recoge que “ningún animal será sometido a malos tratos ni a actos crueles”, asegurando que cada vez más municipios de nuestro país están modificando sus ordenanzas para evitar que se celebren espectáculos con animales. La web de InfoCircos contabiliza ya alrededor de 300 municipios donde no se autorizan los circos con animales, entre los que se encuentran, además de toda Cataluña por su prohibición autonómica, Málaga, Marbella, Vitoria, Albacete, Alicante, etcétera.

Aunque la normativa estatal no recoge de forma exhaustiva las actividades que suponen de hecho este sufrimiento animal, los Ayuntamientos tienen competencias para regular la autorización de espectáculos que se llevan a cabo en el municipio, apostando por aquellos que son respetuosos con el bienestar animal y el medio ambiente.

Desde IU señalan que a pesar de la gran sensibilidad social existente contra el maltrato animal, todavía hay circos que continúan utilizando animales en sus giras por el Estado. Bajo sus carpas se explotan animales que viven en cautiverio, alejados de sus hábitats naturales y sometidos a unas condiciones de vida totalmente antinaturales. Estos espectáculos tienen como espectadores habituales a niñas y niños que desconocen los maltratos que padecen los animales, especialmente durante su entrenamiento, pero también en sus condiciones de vida y transporte. Además, el público se habitúa a ver con normalidad a estas especies en un hábitat contrario a su naturaleza.

Añaden que algo similar a lo ocurrido en los circos con animales ocurre también en las atracciones de feria en las que se utilizan como reclamo animales como los ponis, que permanecen durante horas dando vueltas sin descanso, soportando en algunas ocasiones elevadas o bajas temperaturas, además de una permanente agresión acústica.

Esta coalición apostilla que defienden el circo. “La grandeza de estos espectáculos reside en su magia, sus trapecistas, sus payasos y su música. Para concienciar sobre el respeto al bienestar animal y evitar los espectáculos que utilicen animales se hace necesario articular mecanismos para erradicar esta práctica completamente. El primero de ellos es concienciar a aquellas personas que quieran disfrutar del circo de que este debe ser un espectáculo hecho por y para unos animales muy concretos: los humanos”, aseguran.

De compras