Jueves, 23 Agosto 2018 11:15

Un estudio realizado en Hellín revela una gran desigualdad en la alimentación durante la posguerra

La revista “Nutrición Hospitalaria” una de las revistas españolas con mayor difusión en el mundo iberoamericano y proyección internacional en el campo de las ciencias de la nutrición y la alimentación, acaba de publicar este mes de agosto un número extra sobre “Desigualdad y Salud Nutricional en España”.

En dicho número se publica un artículo sobre la primera “gran crisis nutricional” que sufrieron los españoles durante el siglo XX y que ahondó la brecha social entre ricos y pobres. La investigación realizada por el investigador hellinero José Cañabate Cabezuelos y el catedrático de Historia e Instituciones Económicas de la Universidad de Murcia, José M. Martínez Carrión, se centra en la población de Hellín durante el periodo de la Guerra Civil y la posguerra, etapa conocida como los ‘años del hambre’ durante la autarquía franquista (1939-1959).

Para hacer el estudio, ambos investigadores han utilizado datos de estaturas adultas de casi 9.000 hombres a la edad de 21 años (mozos medidos en los reclutamientos militares de 1930-1969), analizando las diferencias de talla por residencia rural-urbana, educación y ocupación. Los resultados muestran que la altura adulta registró un deterioro al final de la Guerra Civil y se estancó hasta 1953. El valor más alto de la altura media alcanzada en la década de los treinta (logrado en 1937) no se recuperó hasta el año 1960, consecuencia de la crisis alimentaria que duró casi dos décadas. El estraperlo, el hambre y la pobreza fueron los efectos inmediatos ocasionados por las políticas económicas de la primera etapa franquista, cuyas mayores repercusiones se manifestaron en las clases populares.

El estudio también se advierte que la altura media urbana (teniendo en cuenta la población de la ciudad de Hellín) era ligeramente más alta que la altura media rural (población de las pedanías, caseríos y aldeas). La talla de los mozos analfabetos era más baja que la de los alfabetizados, incluso sus diferencias aumentaron entre 1930 y 1955. En los años más duros del hambre, hacia mediados de la década de 1940, la brecha social fue en aumento. La caída de la altura adulta fue mayor para los trabajadores menos cualificados y los jornaleros agrícolas, menor para los labradores (agricultores) y apenas significativa para los trabajadores no manuales más cualificados, incluidas las élites. Este grupo, con mayor capacidad económica y recursos propios, fue el que más progresó en bienestar, al aumentar su altura entre 1930 y 1960.

El estudio de Hellín está en consonancia con la desigualdad social observada en otras investigaciones y proporciona algunas claves sobre los efectos de las crisis alimentarias y nutricionales en la salud física, en la altura, que podrían ser objeto de estudio para las etapas mas recientes, como la reciente Gran Recesión (2007-2015).

De compras