Viernes, 02 Noviembre 2018 13:38

La familia de Collaut-Valera cede a la Cofradía del Prendimiento de Hellín más de 10.000 documentos y objetos

El archivo privado del escultor Federico Coullaut-Valera será custodiado a partir de ahora en Hellín, concretamente por la Cofradía del Prendimiento de Nuestro Señor Jesucristo, que tras más de 3 lustros de contactos y negociaciones ha conseguido que el legado del escultor e imaginero madrileño se conserve y custodie en nuestra ciudad.

Así lo anunciaba esta mañana el presidente de la Cofradía, Carlos Valverde, acompañado de la cofrade e historiadora del arte, Ana Cantos, que será la encargada de hacer los primeros trabajos de conservación e inventario, del consiliario de la Cofradía, Ricardo Magro, y por el alcalde de Hellín, Ramón García, que alabó el trabajo realizado por este colectivo para conseguir esta donación, “muy importante para Hellín y su Semana Santa”, manifestó.

La donación consiste en más de 10.000 objetos entre documentos, contratos, correspondencia, recortes de prensa, fotografías, negativos e incluso bocetos escultóricos, entre los que destaca el boceto original de las 13 figuras que componen el grupo escultórico de la Santa Cena de Hellín.

Carlos Valverde explicó que llevaban casi 15 años detrás de que todo este archivo pudiera ser cedido a la Cofradía, manifestando que ha sido complicado puesto que el mismo estaba comprometido inicialmente a la Residencia de Estudiantes de Madrid.

El hecho de que esta cesión no terminara nunca de realizarse hizo que desde la Cofradía insistieran en el interés por conservar este legado y que finalmente la familia del escultor accediera a realizar la cesión.

Una cesión que se hizo efectiva el pasado mes de agosto, cuando se trasladó hasta nuestra ciudad el grueso del archivo, y que se completaba hace unos días con el traslado de las últimas cajas de negativos que completan el archivo. Además de todo este legado, cedido de forma gratuita a la Cofradía, Valverde explicó que se habían comprado cuatro piezas escultóricas de notable calidad y que formarán parte de la colección de la Cofradía, tres relieves, uno de ellos espectacular con la representación de La Hispanidad, y una escultura de bronce de Miguel de Cervantes, obra del padre de Federico, Lorenzo Coullaut-Valera, cuya vida y obra también aparece significativamente reflejada en el archivo cedido.

Comienzan ahora, tal y como explicaron, arduos meses de trabajo de catalogación de este vasto legado, que deja bien a las claras la importante figura del escultor, muy conocido en su faceta de imaginero en Hellín, donde realizó hasta 5 grupos escultóricos, pero muy importante también en su trabajo como escultor civil.

La idea es conservar en perfectas condiciones todo el archivo, inventariarlo e incluso digitalizarlo para facilitar el trabajo de los investigadores que se puedan interesar, además de mostrar parte de él al público, bien en la Casa de Hermandad, bien en el Museo de la Semana Santa, posibilidad que Carlos Valverde no descartó.

De compras