Martes, 30 Abril 2019 12:52

El último Pleno de la legislatura aprueba una modificación en el contrato de recogida de basura y limpieza

El último Pleno ordinario de la legislatura, celebrado en la mañana del lunes, aprobó, entre otros asuntos una modificación del actual contrato de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria, con vigencia hasta el 2023, en el que se recogen algunas novedades, con el objetivo de mejorar las prestaciones y eficacia del actual servicio.

Una sesión de apenas una hora de duración que atendió un total de 14 puntos, y en la que se estrenó María Jesús López como concejal no adscrita, una vez abandonara las filas de C´s.

La concejal protestó enérgicamente por el informe de Secretaría, que establece, por el pacto antitransfuguismo que apoyaron en su momento la mayoría de partidos, que pasa a concejal no adscrita sin derecho a percibir ninguna asignación económica, ni poder contar con un auxiliar de grupo. López manifestó que había comprobado que su baja en la Seguridad social se había producido a partir del pasado 23 de abril, además que se le indicaba que era baja voluntaria, lo que afirmó que no era cierto, ya que ella no lo ha solicitado, por lo que era un fallo de procedimiento. El alcalde quiso aclarar que la baja en la Seguridad Social, sin que ella lo solicite, se produce automáticamente al dejar de pertenecer al grupo de Ciudadanos, igual que su liberación.

Sobre la modificación ha aprobado la modificación del actual contrato de residuos sólidos urbanos y limpieza viaria, el concejal de Ciudadanos, Mario Mora, solicitó que, en el futuro, se pueda llevar a cabo el soterramiento de contenedores, una petición a la que el concejal de Medio Ambiente, Julián Martínez, contestaba que no será posible puesto que sería necesaria la adquisición de nuevos camiones, aunque aseguraba que en los próximos meses se podría ampliar el actual número de contenedores en la ciudad.

En su intervención Ramón García, alcalde de Hellín, explicó que los problemas que ha tenido este contrato vienen todos influenciados por el el precio de adjudicación que se estableció para el mismo.

El Pleno también aprobaba una ordenanza para la gestión de los residuos de construcción y demolición en el municipio de Hellín, así como la convocatoria de subvenciones, por segundo año consecutivo, para actividades en entidades sociosanitarias sin ánimo de lucro, con un presupuesto de 20.000 euros.

También se ha declarado desierta la adjudicación de la concesión de obras pública en la Lonja Municipal. Una noticia que Francisco Javier Morcillo, concejal de Industria, lamentaba “a pesar de los esfuerzos y medidas que se han adoptado", y, por lo tanto, no se han podido adjudicar los seis puestos que coinciden en este espacio.

También se daba cuenta del periodo medio de pago a proveedores en el primer trimestre del año, que ha quedado establecido en algo más de 12 días.

De compras