Miércoles, 18 Diciembre 2013 07:24

Francisco Jesús Genestal: “Lo que más daño le hace a la religión es el todo vale, todo está bien y todo es bueno”

Aunque parezca lo contrario hacer una entrevista siempre es una tarea difícil. Para empezar, nunca sabes si estarás a la altura de las expectativas del entrevistado. Si le molestará ésta o aquella pregunta o si no les habrás interpelado por aquello que seguramente esperaría. También te cuestionas si la transcripción posterior resultará lo suficientemente atractiva para que los lectores hagan clic y comiencen a leer.

Todo esto se complica todavía más cuando conoces y respetas a esa persona a la que le acercas la grabadora. Cuando sabes que cada respuesta será analizada en décimas de segundo por una mente que nunca habla por rellenar los silencios.

Francisco, Paco, Genes, es párroco de San Roque desde 2007. Desde entonces, la Parroquia ha sufrido una intensa transformación, en su aspecto y en sus formas. Sin hacer excesivo ruido, en un aparente segundo plano en el que siempre otorga protagonismo a otros, pero con una dirección eficaz, como una sombra que elige el momento en el que quiere ser iluminada, sigue siendo de esas personas que, como el aroma del incienso, dejan una huella en todo aquel que se acerca a apreciarla. Una huella que, aun no siendo perenne, se instala sin remedio en tu memoria.

El Objetivo de Hellín: La Iglesia es un tema muy manido en los medios de comunicación, pero últimamente está muy presente gracias al Papa Francisco… ¿crees que su papado solo quedará en palabras y gestos o pasaremos pronto a ver acciones?

Francisco Jesús Genestal: La Iglesia es lenta, muy lenta; por eso son necesarios los gestos. Los gestos tienen otros ritmos, aunque también son pasajeros. El último documento publicado por Francisco, Evangelii gaudium, es para mí lo más esperanzador hasta ahora. Él ha denominado a este documento su “programa de gobierno”, y aunque sobre todo hay actitudes deseables, a mi parecer, hay un cambio de perspectiva considerable en las formas y en el fondo. Mi miedo es que no pudiendo llegar al fondo, su pontificado se quede en formas. Sería una gran decepción para mi. A no se quien le oí decir el otro día que este Papa, cuando era arzobispo de Buenos Aires, todo aquello en lo que se empeñaba, lo llevaba a cabo. Esperaremos.

Eob: ¿Dónde crees que está el problema de la secularización? ¿Qué es para ti la fe?

FJG: Yo comparo la secularización con el colesterol. Siempre nos dicen que hay dos tipos de colesterol, el bueno y el malo. El bueno, limpia las arterias para que fluya la sangre con diligencia. Pues eso es para con la secularización; se trata una necesaria acción socio cultural que ha propiciado en los últimos cien años limpiar nuestra sociedad de tantas adherencias religiosas, políticas y culturales que han desnaturalizado la fe convirtiéndola en magia.

Pero también hay un colesterol malo, que, lejos de limpiar, bloquea las arterias, con las consecuencias sabidas. Una secularización mal entendida, impide las libertades socio culturales, también la libertad religiosa, convirtiendo la deseada laicidad en laicismo raquítico. Y donde antes estaba la Iglesia imponiendo su moral, cabe el riesgo de que aparezcan nuevos gurús culturales y maestros de la nada que nos digan cómo tenemos que vivir.

La secularización es buena, el laicismo raquítico y bobo. No siempre es fácil distinguirlos, pero la Iglesia tiene que hilar muy fino en su propuesta evangelizadora en este sentido.

Y tu segunda pregunta qué es la fe pues me resulta complicado contestar, paradójicamente. Para mi es una manera de ver la vida, una interpretación de la vida, una posición ante la vida, y en mi caso, profundamente marcada por el molde de sentido y de acción que propuso Jesús de Nazaret.

Eob: ¿Cómo ves el presente y el futuro de la Iglesia en Hellín?de cerca paco genestal

FJG: Hellín es un sitio muy atractivo para “pensar” la fe. Independientemente de las creencias personales que son sumamente respetables, precisamente por ser personales, Hellín tiene de todo, en él estamos de muchas tribus –permíteme la expresión-, la religiosidad y la Iglesia de Hellín tiene cristianos reflexivos, cristianos practicantes de sacramentos vinculados a ritos de paso (nacimiento. bodas, entierros); Hellín tiene folckolre religioso, es decir vivencia de fe pegada a lo más hondo e inquietante del ser humano que es un buen caldo de cultivo de la experiencia religiosa. Hellín tiene indiferencia religiosa, Hellín tiene pluralismo religioso (musulmanes, evangélicos, testigos de Jehová…) El otro día coincidí en un coche con pastor evangélico del Calvario y me decía el hombre que él y yo hacíamos lo mismo, predicar que había que hacer buenas obras en la vida.

No se, todo esto es el futuro de la iglesia o de las iglesias en Hellín. Lo peor que le puede pasar a una Iglesia o a una sensibilidad eclesial es pensar que sólo nosotros sabemos hacer las cosas bien. Se trata de proponer, de aprender y de coincidir en lo fundamental: el amor entre las personas.

Eob: Sigues estudiado, ahora estás inmerso en la realización de la tesis doctoral?. ¿Es ansia de conocimientos?  ¿Inquietudes todavía no resueltas? ¿o simplemente una meta todavía por conseguir?

FJG: Cada uno tenemos nuestras pasiones y nuestras rarezas. Cuando empiezo algo, me agobio y estoy deseando acabar. Pero cuando acabo, no se por qué me complico con algo nuevo. Si, ahora estoy con la tesis doctoral en teología. Espero poder acabarla en tiempo razonable; uno ya va teniendo edades que comprometen para esto del estudio…

Más que ansia de conocimiento es “necesidad de conocer”. Yo tengo muchas manías; una de ellas es no hacer ni decir lo que no creo. Yo por ejemplo, nunca diré públicamente ni privadamente a nadie expresiones tales como que “la virgen te proteja”, o que “dios te conceda tal o cual cosa”. Yo no podría creer en un dios así. Respeto a quien así piensa. Yo sigo estudiando, leyendo y formándome porque necesito responder a preguntas que yo me hago. Respeto también a quien dice que la vida es el mejor libro de teología, pero es que los libros también están en la vida, las palabras nacen de nuestros diálogos y los pensamientos de nuestro sentimientos. Para mi estudiar es ver le vida con profundidad, sin que nada me pase desapercibido. En mi opinión, lo que más daño le hace a la religión es el todo vale, todo está bien, todo es bueno.

Eob: ¿Quién es Andrés Torres Queiruga?

¿Cómo lo conoces tu? Es un profesor de Teología con el que posiblemente he pasado más tiempo que con mi familia en los últimos dos años aunque sin salir de mi casa. Es el autor que está en el trasfondo de mis búsquedas e inquietudes. Este hombre intenta “hacer razonable” la fe. Para mi eso es precioso, porque la fe no es magia. Es un hombre que intenta hacer compatible fe y ciencia, y esa es una bella aventura, porque si fe y ciencia fueran incompatibles yo no podría ser cristiano. Es un hombre bueno, tranquilo y sereno, para mi, un ejemplo de que es posible en la vida manifestar tus convicciones sin ser maleducado, fijar una posición vital y eclesial sin echar por el camino de en medio, y resistir y permanecer aún cuando te sientes incomprendido.

Eob: ¿Elegiste ese tema para tu tesis porque piensas de forma parecida?

FJG: Propiamente mi tesis no es sobre Andrés Torres Queiruga. Su teología sí que sido el tema de un trabajo previo que he tenido que hacer para poder ingresar en la universidad de los franciscanos en Roma. Ahora bien, el molde que utilizo para la tesis doctoral es un molde proporcionado por su método teológico. Yo sigo muchas de sus intuiciones, otras no las entiendo, y en otras ocasiones soy incapaz de llegar a justificar lo que él llega a justificar, y me da un poco de vértigo su pensamiento. Por eso, leer un libro suyo para mi es una aventura personal y espiritual.

Eob: Te gusta escribir, y colaboras en muchos medios, entre ellos el nuestro, expresando tus opiniones. Muchos hellineros recordamos tu pregón de la Semana Santa como uno de los más emotivos de los últimos tiempos…¿No te has planteado publicar algo más extenso, una recopilación de algunos de tus trabajos?

FJG: Si supieras todo lo que yo reciclo; quiero decir. Parte del pregón, por ejemplo, lo he utilizado para alguna que otra charla que me han pedido. En otras ocasiones, algún trabajo que he tenido que presentar en Murcia, reconvertido, me ha servido para preparar una confesión comunitaria…. si yo te contara.

El problema es que todo esto es muy desordenado. Y yo no tengo “pensamiento propio” todavía. Lo que digo o lo que trasmito, lo he leído o me lo han contado. Soy un mero “repetidor”, un “charlatán”, que dirían otros y con razón. Si alguna vez acabo la tesis (que teóricamente debe ser algo original), la publicamos en el objetivo de Hellín j aja ja

Eob: También quienes te conocen saben de tu gusto por las nuevas tecnologías, la parroquia cuenta ahora con un blog, un canal de televisión on-line…¿ Algún proyecto en mente?.

Hoy he oído que 13 TV tenía problemas económicos; no me hagas esta pregunta que igual me ofrecen la fusión con mi cadena (risas). Está eso bien lo del canal de televisión on-line (más risas).

Bueno pues lo que está claro es que aprovechando todo lo gratuito que hay en la web se pueden hacer cosicas (como decimos en Hellín) que llegan a gente. La web recibe al día unas trescientas visitas, poca cosa, ya lo se, pero bueno un granico de arena; y curiosamente, cuando retransmitimos la misa a diario a las 7 de la tarde, se da la circunstancia de que , en ocasiones, hay más gente a través de la tele que en cuerpo y alma en la Iglesia (risas).

Bueno, esto nos sirve para salir un poquito de nuestro barrio, de dar a conocer lo que hacemos, también nos sirve para la catequesis porque hay un grupo de niños que los domingos entrevistan a algún personaje antes de la misa. Cada día actualizamos la web con un comentario del evangelio, con un cuento, un pensamiento, y últimamente estamos dando a conocer también la sensibilidad religiosa del  Papa Francisco a través del twiter y con textos de sus escritos. Bueno… todo esto no nos cuesta nada, más que la conexión a Internet; desde luego más no podemos ofrecer por menos. Si se te ocurre algo dímelo y lo montamos.

Eob: Los que conocimos San Roque hace ocho años y lo vemos ahora tenemos claro que la Parroquia ha cambiado en forma, fondo y en sombra… ¿Qué ha supuesto este periodo para ti?

FJG: Yo vine a San Roque con miedo. Nací y crecí en el barrio y delante cada día tengo a mis vecinos de antes y de ahora, todos (incluido yo, claro) con unos cuantos años más. Eso al principio me agobiaba y hacía sentirme inseguro. Ahora me da confianza. A veces me preocupa sentirme tan bien, tan cómodo.

Es sospechoso que no haya tenido ningún problema gordo, y lo que he propuesto lo hemos hecho. No se… esto es lo que me preocupa en ocasiones, que no tenga mucha tensión, tensión buena me refiero.

Hemos hecho cambios externos (las remodelaciones de la Iglesia), e internos (el perfil de las actividades); cada uno de los curas que hemos pasado por aquí tenemos nuestras maneras…

A lo que me preguntas te contesto que ha supuesto años de trabajo muy agradecido y muy sereno.

Eob: ¿Prefieres una parroquia grande o una pequeña como esta?

FJG: Hasta el momento, siempre he preferido la parroquia en la que he estado.

Eob: ¿Hay Francisco J. Genestal para rato en San Roque si de tí depende?

FJG: Muy bueno el matiz, “si de ti depende”, así me bloqueas una posible salida de esta pregunta. Voy a ponerte una comparación con visos de acertijo, a mitad de camino entre el realismo y la interpretación.

A mí, una de los deportes que más me gusta es el atletismo. Hasta hace unos años (últimamente no se si ha cambiado), las disciplinas de las carreras eran: velocidad, medio fondo y fondo. Velocidad (100, 200, 400 metros), medio fondo (800, 1500, 3000) y fondo (5000, media maratón, maratón …) Bueno, yo no soy de velocidad, mi timidez exige un tiempo para sentirme cómodo y salir del bloqueo que te producen las situaciones nuevas. El fondo, a mi juicio, a pesar de que tiene un mérito encomiable por lo que supone de capacidad para resistir, tiene un doble problema: el cansancio y el flato por parte de quien corre (y el flato es dolor), y lo aburrido y lo soso que es ver a un corredor superdelgado trotando y trotando, paso a paso… al final llegas exhausto y no tienes fuerza ni para recoger el premio, aunque el premio, dicen los fondistas, es la carrera. Pero yo, de momento no quiero “cansar” ni “cansarme”. O sea que lo mío, hasta ahora, ha sido el medio fondo, con las variables que tiene 800, 1500, 3000…Pues eso…

De compras