Miércoles, 15 Enero 2014 07:27

Juan Carlos Lorente y Antonio Dólera: “no perdemos la ilusión en encontrar nuevas formas de divulgar nuestro patrimonio”

Antonio y Juan Carlos son Cineproad, esa empresa que mucha gente, cuando ha visto alguno de sus productos terminados, piensa que está radicada en Madrid o en otra capital de provincia.

En realidad su despacho está en la hellinera calle del Sol, aunque más que despacho quizá habría que llamarlo laboratorio de ensayo. Rara es la ocasión en la que se visite y no se observe un nuevo aparato, un instrumento novedoso o algún prototipo que no se ha presentado ni siquiera en las ferias tecnológicas, y sobre el que ellos ya están buscándole una utilidad.

Los hellineros tenemos la suerte de que su banco de pruebas sea nuestro patrimonio, que se ve, la mayoría de las veces sin contrapartida económica, beneficiado por sus trabajos. Juan Carlos y Antonio no se han enriquecido con sus proyectos, seguramente son demasiadas buenas personas para ello, pero siguen con el sueño vivo, como muchos, de vivir de un trabajo con el que disfrutan en todo el proceso.

El Objetivo de Hellín: ¿Cuándo y de qué forma comienza su andadura Cineproad?

Antonio Dólera: Cineproad es la unión del cine y de los proyectos audiovisuales. Al empezar a trabajar Juan Carlos Lorente y yo bajo este nombre uníamos dos actividades, la producción de cine documental y la creación de aplicaciones interactivas, fotografía técnica y ese nombre englobaba un poco la filosofía de nuestro trabajo, o que al menos representaba lo que queríamos ser. Nuestra actividad empieza en 2007, con motivo de unas fotografías que hicimos en el Abrigo Grande de Minateda. Juan Carlos había desarrollado unas fotografías esféricas y pensamos que este sitio podría ser un lugar estupendo para aplicar esta técnica, como una herramienta muy interesante de divulgación del arte rupestre.

EOb: ¿Y en todos estos años habéis desarrollado el trabajo que pensabais a priori o quizá habéis tenido que adaptarlo a las circunstancias que se presentaban?

Juan Carlos Lorente: Pues lo que hemos hecho no es que sea distinto de lo que pensábamos pero si ha variado un poco, puesto que se han ido abriendo durante este tiempo muchos campos nuevos a los que nos han llevado o a los que nos hemos metido. Esto empezó mucho como producción audiovisual, y como tal se han hecho algunas cosas pero ahora seguramente no es a lo que más tiempo dedicamos.

EOb: Vuestro último trabajo conocido, que se presentaba hace unos días en Jumilla, es el proyecto 4D arte rupestre. ¿En qué ha consistido vuestra participación?

JCL: Hemos colaborado en ese proyecto en una doble faceta. Por una parte hemos desarrollado la página web en la que se recogen las conclusiones y la memoria del proyecto y todas una serie de visualizadores para mostrar los abrigos en tres dimensiones y las fotografías gigapíxel de los mismos, y por otra, hemos tenido que generar ese material del Abrigo Grande de Minateda. En ese proyecto se recogen 5 abrigos diferentes, de cinco municipios, y nosotros hemos realizado el de Hellín.

EOb: En esa presentación se anunciaba que el proyecto tendrá continuación con una segunda fase. ¿Participaréis en ella?

AD: Si. Afortunadamente se nos ha ofrecido la oportunidad de participar en la segunda fase, aunque ésta será un poco mas reducida. En la primera se planteaba la monitorización de los yacimientos, para hacerles un seguimiento y una recogida de datos que se realizó en tres ocasiones, y en la segunda fase, por el momento económico en el que nos encontramos, ha habido que reducir las partidas económicas asignadas a cada capítulo y el director del proyecto ha decidido acometerlo, pero realizando dos únicas lecturas. La primera ya se ha efectuado y en unos días haremos la última.

EOb: Buena parte de vuestro trabajo ha estado enfocado al patrimonio, especialmente al de nuestra comarca. ¿Eso es algo buscado o que ha ido surgiendo?

AD: En realidad toda nuestra actividad siempre ha estado relacionada con el patrimonio. Desde el primer trabajo que hicimos como Cineproad, que fue el inventario de construcciones troglodíticas, todo lo que hemos hecho ha estado relacionado, de una forma u otra, con el patrimonio. Creo que Juan Carlos estará de acuerdo conmigo en que hemos tenido siempre un compromiso con nuestra comarca. No solo hemos atendido siempre las peticiones de proyectos que nos han llegado sino que también hemos querido dar voz con nuestro trabajo a otras ideas de otra gente. Hemos estado haciendo actividad de proposición de proyectos relacionados con la divulgación del patrimonio y atendiendo a otras peticiones que van llegando, como puede ser el proyecto 4D, que es una iniciativa que nos llegó a través de Juan F. Ruiz, el director del proyecto.

EOb: Vuestra empresa es quizá un ejemplo de lo importante que es el I+D en nuestros tiempos…de cerca cineproad

JCL: El despacho de Cineproad es casi un laboratorio y un banco de pruebas. Para la tecnología que nos enteramos que existe o que se está desarrollando y no se ha comercializado, asumimos el riesgo, compramos prototipos, hacemos pruebas, y buena parte de nuestro tiempo lo dedicamos en desarrollar nuevos productos a partir de ideas que ya existen, o mezclar de distintas disciplinas los elementos para conseguir un producto nuevo. Algunos de ellos fraguan. Otros no. Pero la labor de investigación es continua.

EOb: ¿Hay algo que no hayáis conseguido hacer?

JCL: Te diría que ganar dinero (risas). Hasta la fecha eso es quizá lo único que no hemos sido capaces de hacer. Lo que vamos ganando lo vamos reinvirtiendo en nuevos equipos y seguir investigando y creando cosas.

EOb: En este ámbito de trabajo, el divulgativo, pocos particulares vendrán a hacer encargos. Supongo que la mayoría procederán de instituciones públicas, por lo que imagino que la crisis y los recortes os estarán afectando.

AD: En realidad nosotros nacimos ya metidos en la crisis. Pero para bien o para mal las pocas cosas que se vienen haciendo en la comarca e incluso en la provincia, con nuestra trayectoria ya somos una opción, y lo cierto es que estamos participando en muchos de ellos. Eso nos da la posibilidad de poder desarrollar algunas herramientas, poder poner en funcionamiento otras. Nos gustaría trabajar mucho más, pero con el panorama actual estamos contentos con las oportunidades que los gestores nos están dando. Estamos en una fase bastante incierta económicamente hablando, pero eso tampoco ha supuesto un problema para que sigamos manteniendo la ilusión y trabajando e investigando en nuevas herramientas que nos ayuden a divulgar el patrimonio de una forma lo más accesible posible.

EOb: ¿Qué queda por hacer en nuestro municipio en cuanto a divulgación del patrimonio?

JCL: Sin ponerte ningún ejemplo concreto, creo que es necesario llegar mucho más a nuestros propios vecinos. Los que más desconocemos nuestro propio patrimonio somos nosotros mismos. A través de esta andadura profesional hemos descubierto muchas cosas que casi son más conocidas fuera de nuestra tierra que aquí. Nos cuesta mucho valorar tanto el patrimonio natural que nos rodea, el arqueológico, tan interesante y variado.

AD: Yo creo que una de las cosas que sigue faltando es tener un punto de encuentro entre los aficionados a la bicicleta, al senderismo, a la historia o a la naturaleza. Hay diferentes colectivos en nuestra ciudad con unos conocimientos importantes sobre algún aspecto y sobre una lista de recursos patrimoniales, pero quizá lo que falta es hacer una puesta en común de todas esas cosas. Una ruta atractiva para un ciclista se puede convertir en atractiva también para un geólogo, para un amante de la fotografía, un botánico o para alguien interesado en la arqueología industrial. No hay que olvidar que, si bien la promoción y la difusión es importante, nosotros siempre hemos defendido que tenemos una responsabilidad de conservación y aquello que no se conoce no se puede proteger. Hay un primer paso que es redescubrir todas esas cosas para el resto de la población y eso es lo que intentamos.

EOb: Hace unos meses se presentaba una aplicación comarcal de turismo muy interesante y atractiva que también realizasteis vosotros. ¿Llegará a la ciudadanía a través de alguna plataforma o se podrá consultar de alguna forma en el futuro?

JCL: Esa aplicación estará en fechas próximas en los cinco municipios que componen la comarca. En Hellín, en concreto se ubicará en la puerta principal del ayuntamiento, en el lugar que ahora ocupa un recurso de información turística que no funciona. Estará accesible durante las 24 horas para todos los ciudadanos y para todos los visitantes que quieran conocer la comarca. En este recurso se presenta tanto información de todos los elementos patrimoniales de la comarca, rutas para visitiarlos e información de dónde comer o dónde alojarse en cada localidad.

EOb: ¿Con qué trabajo os quedaríais de todos los que habéis hecho hasta ahora?

JCL: A mi personalmente este último sobre arte rupestre me ha gustado mucho, pero hay varios. El Centro de Interpretación del Tolmo, los audiovisuales que hicimos para ese proyecto, también fueron un buen reto.

AD: Para mi, el trabajo que me deja un sabor más especial es, en su conjunto, el trabajo que realizamos en el Centro de Interpretación del Tolmo. De alguna manera fue el trabajo que nos consolidó como empresa, donde tuvimos un espaldarazo importante y se deposita sobre nosotros la confianza a la hora de elaborar una propuesta museográfica. Y allí también tenemos oportunidad de sacar a la luz por primera vez algunas herramientas diseñadas explícitamente para divulgar, como un recurso táctil para el Abrigo Grande de Minateda, en el que el visitante puede activar y desactivar el calco y hacer una visita de 360 grados por el abrigo.

EOb: ¿Y qué estáis tramando ahora que se pueda contar?

JCL: Estamos desarrollando varias aplicaciones, unas relacionadas con realidad aumentada y otras con realidad virtual. Menos “realidad real” hacemos un poco de todo en la sección I+D

AD: Y en el departamento I+D+S –investigación, desarrollo y sueños- tenemos en el horizonte, aunque en un estado bastante remoto, una invitación a participar en un proyecto sobre arte rupestre en la Alta Amazonia, en el que nos han propuesto la realización de un documental y la digitalización masiva de un buen número de yacimientos de arte rupestre.

De compras