Lunes, 03 Marzo 2014 16:30

Hermandad de Cristo Yacente: “No es cierto que seamos una Hermandad cerrada”

EODH/Guillermo Sánchez. Silencio. Sobrecogimiento. Respeto. Son tres conceptos que acuden a mi cabeza cuando pienso en el Cristo Yacente de Hellín. Uno de los momentos más característicos de nuestra Semana Santa es el emocionante y silencioso paso del Yacente por las calles de nuestra ciudad en la noche de Viernes Santo, solo roto por el sonido de su campana y por el que efectúan al caminar los Guardias Civiles que lo escoltan.

La Hermandad de Cristo Yacente es austera, tal y como aseguran sus responsables, con no demasiados componentes, pero con una joya de la imaginería española. Para hablarnos de todo ello nos hemos entrevistado con Antonio Albertos, su Hermano Mayor.

El Objetivo de Hellín: ¿Cómo se presenta la ya cercana Semana Santa para la Hermandad?¿Alguna novedad a destacar?

Antonio Albertos: Se presenta con la misma ilusión que siempre, novedades este año no tenemos ninguna. Durante esta última década hemos renovado y mejorado el trono, hemos realizado la restauración de la imagen, también hicimos un estandarte nuevo etc. y ahora mismo la única novedad es la gente nueva que se va presentando cada año para salir de nazareno y llevar al Cristo Yacente.

EOb: El Yacente de Benlliure es una de las joyas de nuestro patrimonio imaginero, supongo que su encargo y su llegada a nuestra ciudad tlevará una historia aparejada. Háblanos un poco sobre ello.

AA: Esta historia a mi me la contó mi padre. Se reunieron varios miembros de cuatro familias de Hellín y decidieron encargar un Cristo Yacente a Mariano Benlliure. Lo encargaron a través de un conocido del escultor, que era el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid. Esta persona es la que se encargó de hacer de mediador entre los miembros de las cuatro familias y el escultor. La Hermandad conserva una carta que este señor escribió informando a esta comisión de cómo iban los trabajos de realización de la imagen. Hay una anécdota muy curiosa, y que dice mucho de la importancia de la talla que tenemos en Hellín. Al escultor, cuando terminó de realizar el Cristo Yacente de Hellín, le gustó tanto que quiso recomprársela a esta comisión que la había encargado y quedársela para su colección personal. Por supuesto no aceptaron y podemos contemplarla y disfrutarla en nuestra ciudad.rafa millan 2 yacente

La talla vino a Hellín, y que voy a decir yo.. no puedo decir nada porque ella habla por si misma, la verdad es que es una joya.

EOb: ¿Qué se siente llevando a hombros al Cristo Yacente?¿que peculiaridades tiene para que lo hagan un momento especial y distinto?

AA: Es muy difícil decirte esto, no se puede expresar con palabras, mira yo lo llevo desde los 15 años y la sensación que te da cuando te vuelves hacia la imagen en una de las paradas y miras al Yacente, eso da una emoción terrible, es como si llevaras a tu padre, ese silencio que rodea a la procesión cuando pasas, esa seriedad en las caras de la gente, es espeluznante. Esta muerto pero realmente está como diciendo “aquí estoy yo”.de cerca yacente

El propio hecho de que este muerto, que él se haya sacrificado por todos nosotros y que esto lo recordemos una vez cada año desde hace mas de 2000 años, es lo que lo hace especial y evidentemente la talla también lo hace muy especial. Es tan natural… cuando digo natural me viene a la mente otra anécdota de Mariano Benlliure… Para esculpir y realizar esta talla visitaba a menudo un hospital de tuberculosos que había en Madrid para ver personas moribundas, tomaba apuntes sobre esas personas e iba realizando la imagen, y claro así pasó... que realizó una talla que es un muerto de verdad, un hombre delgado que esta relajado por la muerte. Eso es lo que más impresiona, que es una talla realista. Cuando lo portas a hombros es como si estuvieras llevando una persona de carne y hueso.

EOb: Uno de los momentos más esperados de Viernes Santo por la noche es el encuentro silencioso de la Soledad, con San Juan y su Hijo que yace muerto. ¿Cómo es ese momento y cómo lo vive un cofrade del Cristo Yacente?

AA: Creo recordar que este acto lo comenzamos por los años 80 más o menos, fue una idea de José Tomás Ladrón de Guevara (presidente por aquel entonces de la Hermandad de Nuestra Señora de la Soledad). Nosotros lo acogimos con muchísimo gusto, ya que nos pareció muy buena idea. La escena está basada en el dolor de una madre, y lo que pretende es simular o representar el momento  en que a Jesucristo lo entierran y la madre se despide de Él. Eso hecho en Hellín es que el Cristo Yacente entra en la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Entra en la sepultura, mientras su madre, Nuestra Señora de la Soledad, está viéndolo desde abajo, acompañada de San Juan.

Cuando se decidió hacer este acto, se planteó la cuestión de cómo hacer ese silencio. Pensamos entonces que el toque de silencio del ejercito español era lo más adecuado, tocado por supuesto por un tambor y por una corneta o trompeta hellinera, dependiendo que fuera de Banda de cornetas y tambores o de Banda sinfónica.

Todo lo que he comentado hace que sea un momento muy especial, además se junta mucha gente allí, la gente lo ve con mucho respeto, hay un silencio tremendo y en ese momento en el que se escucha el toque del tambor hellinero y una buena trompeta o corneta de Hellín, unido a que es el momento solemne del entierro de Cristo, lo hacen un acto único.

Es una pena que sea tan tarde. La procesión de Viernes Santo por la noche, debido a que comienza muy tarde, se recoge a altas horas de la madrugada y claro, cada vez hay menos gente, porque al ser tan tarde la recogida, la gente esta muy cansada y se va a su casa.Andres campillo4 1 yacente

EOb: ¿Que tres momentos importantes destacarías de la Hermandad desde su fundación y por qué?

AA: El primer momento importante de nuestra Hermandad fue cuando se reunieron estas cuatro familias y decidieron hacer un Cristo Yacente, y además, que lo realizara un escultor de renombre mundial. Eso ha sido y es muy importante para Hellín.

En mi opinión, otro momento fundamental para la Hermandad fue cuando en la crisis de costaleros de finales de los 60 y primeros de los 70, el Yacente en un momento dado estuvo dos años saliendo en carroza, y yo le decía a Antonio Más, “esto no puede ser, hay que sacarlo a hombros como siempre” y claro, tan pesado me puse que conseguí convencerlos. No recuerdo el año pero por el 72, más o menos, volvió a salir a hombros y volvió a recuperar la tradición. Entonces sólo lo llevábamos entre 8 personas. Y hasta hoy, que gracias a todos sus hermanos, puede ir portado por costaleros.

Y el tercer momento importante de la Hermandad, creo que fue cuando nos dotamos de estatutos, estamos hablando de finales de los 90, primeros de los 2000. Nos dotamos de estatutos, nos convertimos en Hermandad con su junta directiva, elecciones, con más aportación de la propia gente de la Hermandad dentro de lo que es la estructura de la Junta directiva, y en ese momento ya se empezó a cometer la reforma del trono, la restauración de la imagen, nuevos báculos, renovación de túnicas, etcétera.

EOb: Hace unos años una de las cosas más características del Yacente era verlo rodeado de claveles rojos, ahora se ornamenta de forma distinta… ¿Qué evolución ha tenido estéticamente la Hermandad a lo largo de estos años?

AA: Esto es como todo, va en gustos. El problema de la imagen del Cristo Yacente es el siguiente: la gente no lo ve, porque va a hombros. Como es una talla tan plana solo la ven bien los que están en los balcones o los que son muy altos, pero los otros prácticamente no lo ven salvo que el turno de costaleros que les toque sea de personas de menos estatura.

En aquellos primeros años que desfilaba la imagen, a mi bisabuela, mi abuela y sus hermanas, mi tío Vicente,… les encantaba que fuera rodeado de claveles rojos. El Cristo flotando en un mar de claveles rojos y así iba siempre. Las personas que se encargaron de la restauración de la imagen nos comentaron que tanto clavel pegado a la talla y tanta humedad, no era bueno. Cuando realizamos la reforma del trono levantamos un poco más la cabeza del Cristo Yacente para que se viera mejor, quitamos los focos que tenia en los pies ya que quemaban la propia talla, y además intentamos no someterlo a tener tantas flores tocando la imagen.

Al hacer estas mejoras en el trono y cambiar un poco su estructura, el adorno floral se quedaba en la repisa inferior del trono y no podía ser tan grande como antes, por lo que no podemos ponerle ese mar de claveles rojos. Desde entonces se le ponen dos bonitos centros de flores con orquídeas o lirios y claveles rojos que recuerdan un poco a esa imagen que tenemos de antaño.

En la propia hermandad tenemos gente partidaria de ese mar de claveles rojos con el que desfilaba hace años, como por ejemplo mi hermano José y gente que prefiere verlo con el arreglo que lleva ahora. A mi sinceramente me gusta de las dos maneras.1961548 215964825265249 617986182 n

EOb: ¿Qué te parece la ubicación que se ha realizado en los últimos años de vuestra imagen, Nuestra Señora de la Soledad y San Juan en el altar de la Parroquia de la Asunción?

AA: Me parece muy bien. En la junta directiva decidimos hace años que el Cristo Yacente, que antes se vestía en casas particulares, se llevara Lunes Santo de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción a casa de mi bisabuela y mi tío Vicente al principio, y luego a casa de Antonio Más, el actual presidente, y por tanto desaparecía la imagen de la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción en los días que había mas visitas. Ahora permanece allí en todo momento y se prepara Jueves Santo en la propia Parroquia. La verdad es que fue muy buena idea, porque así la gente lo puede contemplar durante esos días en la Parroquia, que se convierte en un marco excepcional y que estén los tres me parece perfecto, queda una instantánea preciosa ya que son las tres imágenes que Viernes Santo por la noche participan en el acto de la despedida del Cristo.

EOb: Sabemos que cuidáis de manera especial la talla del Cristo Yacente ¿Qué hacéis para que se conserve en perfecto estado?

AA: Intentamos que la humedad sea constante dentro de la urna, eso es lo más importante, que no tenga un exceso de humedad. Conseguir que tenga poca humedad es casi imposible porque la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción es humedad de por sí, seria estupendo poder ponerle un sistema de climatización controlado pero es muy complicado. Básicamente es eso, e intentar que la urna este lo más hermética posible, de forma que los cambios de temperatura no afecten demasiado a la talla.

EOb: ¿A parte de la imagen titular que otros enseres característicos  posee vuestra Hermandad?

AA: Tenemos insignias con el escudo de la Hermandad, estampas y poco más, somos una Hermandad muy austera, porque creo además que una Hermandad como la del Yacente tiene que ser así, por eso no llevamos banda, porque la banda no nos hace falta, solo nos hace falta la Benemérita, el desfile de la Guardia Civil.

EOb: Para la mayoría de los hellineros ver al Cristo Yacente es un momento emocionante, sobrecogedor y en el que se agolpan multitud de recuerdos de tantos familiares que ya no se encuentran entre nosotros. ¿Qué destacarías de esta impresionante talla y que sensaciones veis en los devotos que año tras año la ven desfilar por las calles de Hellín?

AA: Eso es muy difícil contestar, porque la posición y los sentimientos de cada persona frente a una obra de arte como es esa y, además, una obra de arte que significa que realmente una persona que se ha sacrificado por todos nosotros, pueden ser muy variados. Yo personalmente veo a mi padre cada vez que lo miro, entonces tú observas las caras de la gente cuando lo ve y hay dos tipos de caras, el que esta viéndolo en la procesión simplemente y notas cuando hay gente que se encoge al verlo, y luego están los penitentes, los que van detrás que son, digamos, gente que espontáneamente se suma a la procesión y se ponen detrás. Yo he visto caras desgarradoras ahí y me han contado casos que no soy capaz de contarlos, de penitencia, de petición por hijos enfermos etcétera...andres campillo 4 yacente

EOb: Como hermano del Cristo Yacente, ¿Con qué momento de los vividos en la Semana Santa junto a esta imagen te quedas?

AA: Qué difícil… para mi uno de los momentos mas emocionantes, aunque ya te he descrito varios, es cuando lo sacamos de la urna y lo metemos en el trono. Este acto lo realizamos Jueves Santo por la mañana sobre las 12 más o menos, abrir la urna y coger la talla tan cerca… eso es tremendo.

EOb: Hay gente que piensa que sois una Hermandad muy cerrada, y que es complicado participar y pertenecer a ella. ¿Esto es así?

AA: Esto es falso, rotundamente falso, y quien lo diga es que no conoce la Hermandad, aquí todo el que viene, se apunta, paga su cuota y se hace la túnica, puede sacar al Cristo Yacente el primer año, puede ir de nazareno, puede ir en la subida del trono Jueves Santo, puede hacer todo lo que hacen los demás hermanos. De cerrada absolutamente nada, es una imagen que yo sinceramente no sé de donde ha salido, estoy cansado de que la gente en los turnos me comente: me he apuntado ¿puedo sacarlo?, pues claro que si... ¿Cómo no lo vas a sacar?. Evidentemente si un año hay demasiados costaleros, o se hacen más turnos o se le dice a uno que comparta ese turno con otra persona, pero de cerrada absolutamente nada, que la junta directiva sea la misma, pues si, pero es que no se presenta nadie más, porque es una Hermandad unida. Nosotros tenemos nuestra junta directiva como todas las hermandades, unos trabajan un poco más porque el cargo les lleva a tener que trabajar un poco más y otros trabajan menos, pero cuando llega Semana Santa trabajamos todos. No se de donde ha salido esto. Pero desde aquí yo invito a que el que quiera que venga y que se apunte y lo compruebe por él mismo. Todo aquel que le tenga devoción al Cristo Yacente y que quiera pertenecer a nuestra Hermandad, por supuesto tiene las puertas totalmente abiertas, estamos encantados que venga gente nueva y con ganas a nuestra Hermandad.Andres campillo 2 5yacente

EOb: ¿En qué planes o proyectos de futuro piensa o está embarcada la Cofradía?

Planes hay muchos, nos gustaría tener una sede, lo que pasa que hoy en día como está el tema de la crisis económica es imposible hacerlo. Hay cosas que no se pueden costear con los ingresos de las hermandades. Para mi el plan de futuro básico es que se renueve la Hermandad humanamente, que los jóvenes vengan a ella, y los mayores vayamos dejando las responsabilidades a ellos. En nuestra junta directiva está entrando gente joven y estamos encantados. En mi opinión, y esto no es solamente para esta Hermandad sino para todas, la juventud tiene que entrar en las hermandades, implicarse en todos los colectivos de la Semana Santa de Hellín, renovarlas, y los mayores, que creemos que lo sabemos todo, no sabemos tanto como decimos. La juventud, que es arrolladora, es la que tiene que entrar en las Hermandades y darle a las procesiones de la Semana Santa de Hellín un aire nuevo.

EOb: ¿Un deseo para la Semana Santa 2014?

AA: Que se desarrolle bien, sin problemas, sin atascos ni parones en las procesiones, que es una de las cosas que más deslucen y más aburren a la gente. Y sobre todo, que la Semana Santa de Hellín sea como siempre un espejo de lo que debe ser una Semana Santa participativa, de la participación de un pueblo. Y además, que no se produzca ninguno de esos enfrentamientos ficticios que pretenden hacer desde distintas instituciones y entidades entre el tambor y las procesiones. Yo soy tamborilero y además me gustan las procesiones y participo en ellas, y soy hermano de varias hermandades, y eso es lo que tenemos que saber, que una cosa no quita la otra y que los tambores necesitan las procesiones y viceversa, las procesiones necesitan a los tambores.

De compras