Domingo, 23 Marzo 2014 20:38

ADOLFO SUAREZ: EL EJEMPLO A SEGUIR

Escribo este comentario a vuelapluma desde la profunda impresión que me ha causado la muerte de Adolfo Suarez que, no por esperada, deja de ser menos significativa para la situación en que se encuentra nuestra atribulada España.

Y es que su obra política, su forma de hacer y de gobernar, su ejemplo personal en suma, deberían ser guía de conducta para los mediocres políticos que gobiernan actualmente nuestra nación.

El hombre que se entendió con Tarradellas en 24 horas y creó la Generalidad de Cataluña estando vigentes las Leyes Orgánicas de Franco, el hombre que legalizó el Partido Comunista un Sábado Santo superando el temor que todos los españoles teníamos a la reacción  de algunos mandos del Ejército Español, el hombre que se sacó de la manga los Pactos políticos y económicos de la Moncloa que fueron la base de la etapa más democrática y próspera que nuestra nación ha vivido, el hombre que realizó la Transición mas ejemplar probablemente de la Historia Universal y que culminó en nuestra Constitución de 1978, merece que no destruyamos su obra.

Los hombres que dirigen los destinos de España no le llegan ni a la altura de la suela del zapato a Adolfo Suarez. Cambiémoslos por personas que se parezcan a él. Tiene que haberlas. Probablemente estén escondidas o no quieran sacrificarse por España como él se sacrificó cuando recibió los ataques combinados de Alianza Popular, los infiltrados de PSOE en la UCD y del propio Rey. Tienen que salir a la luz y salvarnos de esta plaga que hará que España desaparezca como nación dentro de poco.

Porque de lo único que estoy seguro es de que si Adolfo Suarez tuviese la oportunidad de volver a redactar nuestra Constitución cambiaría radicalmente el capítulo de las Autonomías, que es el único fallo grave que tiene y que nos está llevando a  una situación inaguantable para el país.

Descanse en paz Adolfo Suarez, hombre insigne, conciliador y figura irrepetible de la política española.

Sé que tengo la parte II de mi anterior artículo pendiente. Perdonad pero la muerte de Adolfo Suarez ha trastocado mis planes. Él se lo merece. Allá donde esté, espero que pueda iluminar los pasos de nuestra nación y que sus enseñanzas sirvan para salvar a nuestra querida España, que el tanto amó.

De compras

CLOSE WINDOW   X

Estimado amigos de El Objetivo de Hellín:

Nos dirigimos a vosotros, en esta carta de despedida, para comunicaros el cierre de nuestra WEB elobjetivodehellin.com, que se hará efectivo a partir del próximo mes de noviembre.

Una decisión difícil puesto que aquellos que hace 6 años comenzábamos a construir este proyecto seguimos creyendo en él, y todavía nos quedan muchas páginas de ilusión, ideas y trabajo que ofrecer. Lamentablemente otros proyectos se han cruzado por el camino y muchos compromisos nos impiden continuar con este canal de información de la forma que nos gustaría. Por eso finalmente hemos decidido hacer un paréntesis y, por el momento, cesar la actividad.

Llevamos más de 6 años informando de todo lo relacionado con el municipio, y siendo otra ventana para asomarse a nuestra ciudad desde cualquier punto del planeta. Seguramente habremos cometido numerosos errores y omisiones, y por ello volvemos a pediros disculpas, pero también nos sentimos muy orgullosos de todo lo realizado. Algo muy humilde, fabricado con pocos medios pero con una enorme ilusión, se convirtió en poco tiempo en un referente informativo local.

Dejamos muchos proyectos sin terminar, nuestro “escaparate de la Comarca”, nuestro “Cuando Hellín aún no lo era”, y decenas de ideas que quedan bien apuntadas en nuestros cuadernos por si tuviéramos que volver a abrirlos en un futuro.

Queremos agradecer vuestra confianza durante todo este tiempo y esperamos al menos quede un buen recuerdo de nuestra forma de trabajar.

Es una lástima tener que escribir una carta como esta, pero no queda otra salida y solo nos queda el consuelo de pensar que quizás dentro de un tiempo volvamos a trabajar para vosotros.

Muchas gracias por todo

¿Hasta pronto?

La Dirección y la Redacción de El Objetivo de Hellín