Domingo, 23 Marzo 2014 20:38

ADOLFO SUAREZ: EL EJEMPLO A SEGUIR

Escribo este comentario a vuelapluma desde la profunda impresión que me ha causado la muerte de Adolfo Suarez que, no por esperada, deja de ser menos significativa para la situación en que se encuentra nuestra atribulada España.

Y es que su obra política, su forma de hacer y de gobernar, su ejemplo personal en suma, deberían ser guía de conducta para los mediocres políticos que gobiernan actualmente nuestra nación.

El hombre que se entendió con Tarradellas en 24 horas y creó la Generalidad de Cataluña estando vigentes las Leyes Orgánicas de Franco, el hombre que legalizó el Partido Comunista un Sábado Santo superando el temor que todos los españoles teníamos a la reacción  de algunos mandos del Ejército Español, el hombre que se sacó de la manga los Pactos políticos y económicos de la Moncloa que fueron la base de la etapa más democrática y próspera que nuestra nación ha vivido, el hombre que realizó la Transición mas ejemplar probablemente de la Historia Universal y que culminó en nuestra Constitución de 1978, merece que no destruyamos su obra.

Los hombres que dirigen los destinos de España no le llegan ni a la altura de la suela del zapato a Adolfo Suarez. Cambiémoslos por personas que se parezcan a él. Tiene que haberlas. Probablemente estén escondidas o no quieran sacrificarse por España como él se sacrificó cuando recibió los ataques combinados de Alianza Popular, los infiltrados de PSOE en la UCD y del propio Rey. Tienen que salir a la luz y salvarnos de esta plaga que hará que España desaparezca como nación dentro de poco.

Porque de lo único que estoy seguro es de que si Adolfo Suarez tuviese la oportunidad de volver a redactar nuestra Constitución cambiaría radicalmente el capítulo de las Autonomías, que es el único fallo grave que tiene y que nos está llevando a  una situación inaguantable para el país.

Descanse en paz Adolfo Suarez, hombre insigne, conciliador y figura irrepetible de la política española.

Sé que tengo la parte II de mi anterior artículo pendiente. Perdonad pero la muerte de Adolfo Suarez ha trastocado mis planes. Él se lo merece. Allá donde esté, espero que pueda iluminar los pasos de nuestra nación y que sus enseñanzas sirvan para salvar a nuestra querida España, que el tanto amó.

De compras