Martes, 07 Agosto 2018 11:50

La fachada de la Casa del Pueblo aparece repleta de carteles que enaltecen el franquismo

En la madrugada del pasado lunes, autores desconocidos pegaban una serie de carteles en la fachada de la sede del PSOE de Hellín en los que se enaltece el franquismo y se protesta contra la intención del Gobierno de exhumar los restos de Franco del Valle de los Caídos.

Una actuación que se ha repetido en otras sedes del PSOE en las últimas horas, como en la vecina Tobarra y que han provocado el rechazo y la repulsa de los miembros de estas agrupaciones socialistas.

Desde el PSOE de Hellín, en una nota de prensa remitida, condenan esta acción, que califican de intolerante, asegurando que es una expresión de “incultura” al utilizar símbolos e imágenes que “representan no ya un pasado oscuro, sino un periodo en el que la ausencia de libertad y la nula aplicación de los valores democráticos, nos hacía ser un país peor del que ahora somos”.

Tanto el Partido Socialista como las Juventudes Socialistas de Hellín, manifiestan no sentirse unas víctimas de un ataque fascista, sino como ”constructores de puentes, de progreso, de justicia, de solidaridad y de democracia, poniendo por delante los valores socialistas, de aquellos intentos que, desde posturas trasnochadas, rancias e ignorantes, quieren cercenar esa convivencia que nos dimos todos los españoles con la Constitución del 78”.

Aseguran que aunque están molestos por esta acción creen que en Hellín, los intolerantes, los fascistas y los antidemócratas, son pocos y cobardes: “Pocos; porque afortunadamente no tienen, ni tendrán... más representación que la que se otorgan a sí mismos con estos actos vandálicos, y cobardes; porque se amparan en el anonimato, actuando a hurtadillas, con el escaso valor del que no es capaz de debatir, por carecer de argumentos, en los diferentes escenarios, que la sociedad democrática, que nos hemos dado, tiene para ello”.

De compras