Lunes, 24 Septiembre 2018 13:35

El Pleno aprueba por unanimidad la rebaja de varios impuestos, entre ellos el IBI

El Pleno ordinario del Ayuntamiento de Hellín correspondiente al mes de septiembre aprobó de forma unánime la anunciada hace unos días rebaja de varias ordenanzas fiscales, así como, entre otros asuntos, una moción que en origen presentaba el PP y que finalmente estaba firmada por los cuatro grupos solicitando el cierre de los pozos de sequía existentes y la oposición a la apertura de nuevos en nuestro municipio.

Una sesión que se extendió alrededor de 90 minutos que sirvió, además, para aprobar la renuncia de la concejal Fabiola Jiménez a su media liberación, ya que ha comenzado una nueva andadura profesional en el cuerpo de profesores de Castilla-La Mancha.

Tras la aprobación de las actas de sesiones anteriores, los cuatro grupos votaron a favor de la delegación de la gestión tributaria del Impuesto de Vehículos de Tracción mecánica a Gestalba.

A continuación se debatieron y se aprobaron de forma unánime una serie de modificaciones fiscales, tres en total, en las que destaca la modificación del IBI, con una rebaja del 10% para el próximo ejercicio. Además se modifica la tasa de adquisición de documentos, donde se elimina un epígrafe, que se cobraba a los licitadores y pasará el importe a integrase en el epígrafe tres, con el fin de aglutinar en uno solo estas cantidades al cobro, y la última modificación se refiere al impuesto sobre construcciones e instalaciones de obras, donde se harán unas bonificaciones del 95% del indicado para las construcciones de casetas de riego en explotaciones agrícolas, donde se instalen placas solares, con el fin de favorecer el medio ambiente y también a los agricultores que instalen estas medidas.

Durante el debate previo, María Jesús López, de Ciudadanos, insistió en el margen existente para poder realizar una rebaja, tal y como ya propuso hace meses, en el IBI para los inmuebles de personas con pocos ingresos o mayores en pedanías. Una propuesta que, tal y como hiciera cuando se propuso en un Pleno anterior, Francisco Javier Morcillo calificó de injusta en tanto hay también ciudadanos en el casco urbano con esos mismos problemas económicos, recordando, como después también haría Ramón García, que en pedanías la base imponible del IBI es ya de por sí más baja que en Hellín.

Sobre estas modificaciones, y desde el Partido Popular, Juan Antonio Moreno señaló que le parecían “poco ambiciosas”, explicando que había suficiente margen para haber bajado más los impuestos e incluso algunas de las tasas de servicios públicos, lamentando que no se hubiera contado con ellos a la hora de abordar este asunto.

Del mismo modo, con el beneplácito de todos los grupos, se aprobó la aprobación inicial de la nueva Ordenanza reguladora del aparcamiento de autocaravanas y vehículos vivienda homologados, lo que supondrá la creación de un área preparada para el estacionamiento de estos vehículos en las inmediaciones de la Lonja, lo que permitirá que Hellín sea una parada más dentro de las rutas existentes para este tipo de turismo, cada vez más en auge.

También se aprobó de forma definitiva el expediente de ocupación directa de terrenos para ampliación del Cementerio Municipal.

La moción prevista, presentada en principio por el PP, finalmente fue presentada por los cuatro grupos, a petición de la Junta de Portavoces. En ella se insta al gobierno de España y a la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS) a que proceda a cerrar los pozos de sequía que actualmente se encuentran bombeando en el término municipal de Hellín mientras el Trasvase Tajo-Segura esté autorizado, antes del inicio del próximo año hidrológico.

Se solicita, además, la oposición a la apertura de los siete pozos de sequía que, por la CHS, se tiene previsto reabrir: los dos de Mochuelos, Olivar, La Balsa, Casón, Mingogil y Cañada de Mingogil, para uso exclusivo de cinco comunidades de regantes de Murcia, por no tener como finalidad el abastecimiento de la población.

Además, se pide que este expediente sea estudiado por los técnicos municipales, con el fin de presentar las alegaciones pertinentes, dentro del plazo establecido, dado el claro perjuicio que se provoca en nuestros acuíferos, y que la moción se traslade al Ministerio de Transición Ecológica y a la CHS, con el fin de que tengan en cuenta la petición.

En la exposición de motivos la moción alude a la declaración de sequía, que supuso para el municipio la apertura de los pozos de sequía, cuya agua se ha destinado al abastecimiento de la población, al regadío en la Cuenca del Segura y a mantener la circulación de caudales ambientales en el río Segura y que, desde mayo de 2015, junto a otras medidas adoptadas por el gobierno, han permitido poner a disposición de los usuarios más de 350 hectómetros cúbicos de recursos adicionales de agua.

De compras