Miércoles, 11 Octubre 2017 13:33

UPA y Regantes de la Cabecera del Segura anuncian una manifestación en Hellín “contra el expolio de tu agua”

La Unión de Pequeños Agricultores de Castilla-La Mancha, (UPA), convoca a la sociedad del sureste de Albacete para manifestarse en contra del "expolio de tu agua". La manifestación será el próximo sábado 21 de octubre en Hellín donde esperan congregar a vecinos y afectados por las políticas hidrológicas de la Confederación del Segura y que afectan a 32 municipios de la cuenca del río. 

Así lo anunciaban el secretario general de UPA en Castilla-La Mancha, Julián Morcillo y el presidente de la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura, en una comparecencia pública realizada en el Ayuntamiento de Hellín tras mantener una reunión “fructífera” con los representantes de los partidos políticos que forman parte del consistorio hellinero.

Una manifestación que pretende ser un acto “reivindicativo y también festivo” que partirá a las 11:30 horas desde la Plaza de España con el lema “Agua para todos ¿dónde está la nuestra?”, y finalizará en el “Anfiteatro”, donde se dará lectura a un manifiesto.

Los representantes de ambos colectivos destacaron la buena sintonía existente con los grupos políticos en su encuentro, explicando que prácticamente estaban de acuerdo en todo, sobre todo en las reivindicaciones. Aseguraron que desde hoy hasta el próximo día 21 mantendrán encuentros con corporaciones, asociaciones de regantes y diferentes colectivos de ámbito social para explicar la movilización y que ésta pueda ser lo más mayoritaria posible.

“El sureste de Albacete se moviliza, 32 municipios de la demarcación del Segura, llamados a una movilización para defenderse de lo que entendemos el que es el expolio de sus recursos hídricos”, explicaba Julián Morcillo, asegurando que “estamos en una situación muy delicada de sequía prolongada, con daños irreparables en muchos de los cultivos”, una sequía “agronómica” a la que habría que unir una sequía “hidrológica”, añadiendo que “lo que más nos preocupa es la sequía “inducida” por las decisiones del Gobierno de España, que se toman pensando sólo en una parte de la cuenca y por las que nos vemos ninguneados”.

El secretario general regional de la UPA explicaba que “el proceso de planificación nos lleva a una situación insoportable” que, como gota que colma el vaso tiene la actuación con respecto a los pozos de sequía de la zona de Hellín que, ha asegurado, “crea un desequilibrio tremendo en la cuenca” sin que se haya tenido en cuenta a los regantes de esa parte en los reales decretos del Gobierno, logrando que “las decisiones que se toman, una tras otra, vayan en contra del futuro de nuestra tierra”.

Recordemos que por el momento hay cuatro pozos clausurados por la Consejería de Agricultura y Medio Ambiente de Castilla-La Mancha,  amparándose en sus competencias de prevención y extinción de incendios donde se prohíbe “la utilización de maquinaria y equipos en los montes en cuyo funcionamiento se genere deflagración, chispas o descargas eléctricas” (tareas que se estaban aplicando, precisamente, a cuatro pozos de sequía para su preparación de cara al bombeo de agua a Murcia) mientras durase el periodo de mayor riesgo, fechado ahora hasta el 31 de octubre.

Desde la UPA han trasladado a los plenos de los Ayuntamientos de las zonas afectadas mociones para luchar por los intereses de los regantes y lanzan un llamamiento a la sociedad del sureste de Albacete para que apoye esta movilización que promueve también la Plataforma de Regantes y Usuarios de la Cabecera del Segura, desde donde consideran que la Confederación Hidrográfica de dicha cuenca actúa “con mezquindad”, alegando que las actuaciones son “para consumo humano” lo que, según los regantes de la Cabecera del Segura, “es mentira”.

Es imposible aguantar la mezquindad de la Confederación Hidrográfica del Segura y, para ello, es indispensable que el Gobierno no sea consentidor; se están esquilmando de manera vergonzosa todos los recursos del sureste de Albacete, aseguraba Guillermo Sánchez Negrillo.

Manifiestan que no tienen más remedio que movilizar a la gente, y denuncian las amenazas (con advertencias de sanciones económicas) que están sufriendo los regantes mediante cartas para no secundar la protesta. Piden que se cumpla la ley y la normativa y que el Gobierno y el Ministerio sean los primeros en hacerlo.

Desean trasladar a la sociedad algo que no se percibe: ”Estamos ante una situación que no es coyuntural, el sureste de Albacete está sufriendo procesos continuos de sequía y, ante esta nueva grave situación, se necesitarían medidas de gran profundidad; tenemos el mes de septiembre más seco de los últimos 20 años, esto no se puede resolver con medidas precipitadas como las que se han tomado, creando la ruina para el sureste de Albacete”.

Guillermo Sánchez apeló a la participación de todos los vecinos, insistiendo que no se trata de un problema de los agricultores y regantes, sino de toda la sociedad. “El agua es vida”, apostilló, y es fundamental, en su opinión, para que nuestros pueblos no desaparezcan.

De compras